En esta época de fiesta, es normal celebrar con la familia y los amigos; sin embargo, un punto que muchos olvidan a la hora de conducir, es el alcoholímetro o el método para medir el grado de alcohol en la sangre, por eso, en este artículo, para evitarte malos ratos, te contamos todo lo que debes saber sobre esta prueba de alcoholemia y sus consecuencias.

¿Qué es el alcoholímetro?

El programa «Conduce sin alcohol», conocido también como “alcoholímetro”, consiste en un operativo policial de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSP-DF) de México, en el que se aplican pruebas de alcoholemia mediante alcoholímetros en retenes itinerantes en diferentes lugares de la ciudad. Este procedimiento también se ha implementado en otras ciudades como Monterrey, Guadalajara, Guanajuato, Tuxtla Gutiérrez y Mérida.

¿En qué consiste el programa alcoholímetro?

Según el Reglamento de Tránsito Metropolitano, en una revisión de prueba de alcoholemia:

  1. Te indicarán que detengas tu auto y te preguntarán si has ingerido alguna bebida alcohólica.
  2. En caso de que noten que has bebido, te pedirán que estaciones tu auto para así iniciar la revisión.
  3. Te mostrarán el dispositivo en su envase para que veas que no ha sido usado anteriormente.
  4. Tendrás que soplar para saber si rebasas el límite permitido para poder manejar. Ningún automovilista puede manejar si en su sangre tiene una cantidad de alcohol superior a los 0.8 gramos por litro o si presenta 0.4 miligramos de alcohol en aire aspirado, que equivale a una copa de vino o una cerveza.
  5. En caso de no superar el límite podrás seguir tu camino, de lo contrario, los resultados se le entregarán a un juez cívico para que constate tu estado de ebriedad.
  6. Una vez hecho lo anterior, se te entregará una copia y tendrás que cumplir un arresto inconmutable que puede ir de 20 a 36 horas en las instalaciones del “Torito” y tu coche será llevado al corralón. Aunque en caso de que viajes con alguien que no esté alcoholizado, este podrá llevarse el vehículo.

¿Qué puedo hacer si soy detenido?

Una vez que llegas al “Torito”, los abogados pueden tramitar el amparo y liberarte de la sanción por cantidades que van de los mil 500 a los cuatro mil pesos. Sin embargo, en muchos casos, los abogados no informan a los afectados que deben ratificar su demanda o dar seguimiento  a la misma, o que el asunto puede perderse, por lo que al concluir los juicios, los detenidos deben regresar a terminar de cumplir sus horas de arresto.

¿Puedo evitar las pruebas de alcoholemia?

No, por eso nuestro consejo es que respetes la ley y no consumas alcohol si vas a manejar o si lo deseas, abordes un taxi, solo así podrás evitar multas que te cuesten muy caro.

 

Con las nuevas disposiciones y herramientas del Gobierno de la Ciudad de México se pretende lograr que principalmente los automovilistas respeten los límites de velocidad, eviten estacionarse en lugares prohibidos y en general respeten los señalamientos viales, pero ¿qué pasa cuando respetas lo establecido en el reglamento y aun así recibes una multa?
En este artículo te ayudaremos a entender más sobre las multas de tráfico y cómo puedes impugnarlas

¿Cuáles son los tipos de multa de tránsito más comunes?

Los tipos de multas de tráfico más recurrentes en grandes entidades del país, como la Ciudad de México o Estado de México, son:

  • Estacionar en lugares prohibidos
  • No usar cinturón de seguridad
  • Recibir una fotomulta por rebasar los límites de velocidad o por no usar casco
  • No ceder el paso a los peatones
  • Utilizar el celular mientras se conduce

¿Qué es una fotomulta?

La fotomulta es un mecanismo de control vehicular por el cual una cámara posicionada estratégicamente capta supuestas infracciones que posteriormente son verificadas por un funcionario de tránsito.

¿Qué medios tienen los particulares para defenderse de los actos de autoridad derivado de la imposición de multas de transito?

Los particulares afectados por los actos y resoluciones de las autoridades, podrán, en los términos establecidos por la Ley de Procedimiento Administrativo del Distrito Federal, interponer el recurso de inconformidad, ante la autoridad competente o impugnar la imposición de las sanciones ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo del Distrito Federal.

¿Cómo puedo impugnar una multa de transito?

Si has recibido una multa de tráfico que consideras injusta por no haberla cometido o por considerarla ilegal, te recomendamos seguir los siguientes pasos:

  • Primero deberás reunir la siguiente documentación: original y copia de la boleta de infracción, tarjeta de circulación o cualquier otro documento que te acredite como propietario del vehículo por el cual te infraccionaron y una credencial oficial vigente.
  • Posteriormente en un plazo no mayor a quince días posteriores a que hayas recibido la multa, deberás acudir ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo del Distrito Federal para llenar un formulario de registro.
  • Una vez que hayas cumplido con tu registro, se canalizara tu caso al área de asesoría legal, donde revisaran tu documentación y valoraran si tu caso puede ser impugnado, para lo cual deberás mencionar porque consideras que la sanción impuesta es ilegal o no se apega a lo establecido en el reglamento de tránsito.
  • Después de que sea valorado tu caso y que cumplas con la documentación necesaria, éste pasara al área de defensoría donde planearan una estrategia para formular una demanda de nulidad.
  • Por último es importante que aportes toda la documentación necesaria y cumplas con lo que se te solicite en el Tribunal, para darle un correcto seguimiento a tu caso y obtengas el mejor resultado posible.

Si tienes cualquier duda respecto a cómo impugnar una multa de tráfico, contáctanos en www.abogadosenlaciudaddemexico.com

  ')}